Incontinencia

Incontinencia

La incontinencia es la falta de voluntad para controlar la emisión de orina, excrementos u otra materia biológica (saliva, por ejemplo), que normalmente está bajo nuestro control. La más común es la incontinencia urinaria.

Tipos de incontinencia urinaria

El tipo de incontinencia más común es la urinaria, de la que podemos destacar los siguientes tipos:

  • De esfuerzo: se produce al realizar algunas actividades como ejercicio, reírse, toser o estornudar, conllevando escapes de orina.
  • Imperiosa: ocurre por la necesidad repentina y urgente de orinar, escapándose la orina.
  • Por sobreflujo: cuando se expulsa el excedente de orina, originado por la falta de necesidad de orinar cuando la vejiga está llena.
  • Funcional: pérdida involuntaria de orina por la imposibilidad de alcanzar el lavabo a tiempo, tanto por problemas motrices como por problemas neurológicos.
  • Mixta: cuando se combinan la de esfuerzo y la imperiosa.
  • Total: se trata de la pérdida absoluta de control sobre la vejiga.

Por otro lado, no olvidemos que hay otros tipos de incontinencia a parte de la urinaria. Tenemos la incontinencia fecal, que es la expulsión accidental de heces, ya sean sólidas o líquidas, o de mucosidad desde el recto. Asimismo, podemos encontrar la incontinencia salival, que es la producción excesiva de saliva.

Productos para la incontinencia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies